Actual, Ejecutivo 8 septiembre, 2020

Diplomado para la Incorporación de la Perspectiva de Género en la Obra Pública

por Redacción




Con el objetivo de contribuir en la planificación y proyección de desarrollo urbano y obras públicas incluyentes, que reconozcan e incluyan la perspectiva de género y enfoque de derechos humanos, arrancó el Diplomado para incorporar la Perspectiva de género en el diseño, planeación, gestión y ejecución de la obra pública en el Estado de Querétaro.



Esta serie de talleres se lleva a cabo en conjunto con la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción
(CMIC) y el Instituto Queretano de las Mujeres (IQM), y conforma el Manual de Obras Públicas con Perspectiva de Género, que representa un documento único en el país, por lo que este diplomado coadyuvará a que su aplicación sea una realidad.



Durante la ceremonia de inauguración, que se realizó de manera virtual, se contó con la participación de la directora del IQM, Valeria Guerrero Ángeles; el presidente de la CMIC, Álvaro Ugalde Ríos; el director general del Instituto de Infraestructura Física Educativa del Estado de Querétaro, Vicente Ortega González; la vicepresidenta Ejecutiva de Representación Delegacional y Comunicación Social del Comité Directivo CMIC, Laura Sepúlveda Antuna, así como el director de Capacitación CMIC, Marco Antonio Ruiz Juárez.



Durante su intervención, la directora del IQM afirmó que este tipo de diplomados ponen a la vanguardia al estado, pues viene de la mano con la próxima presentación del Manual de Obras Públicas con Perspectiva de Género.



“A quienes conformamos el Instituto Queretano de las Mujeres y al gobierno del estado en general nos llena de orgullo el interés de la CMIC en participar en este diplomado, que sin duda será de vital importancia para la ejecución de obras públicas”, dijo.



Señaló además que la participación de las mujeres en las diversas etapas de desarrollo de la obra pública y en especial en la industria de la construcción como mano de obra asalariada, es mínima en proporción con la población masculina y depende de la existencia de programas sociales que las incluyan.



Y señaló que las desigualdades se presentan a través de las brechas de género —que son las medidas que evidencian la participación de hombres y mujeres con relación a ciertos indicadores—, están construidas sobre las diferencias biológicas y son el producto histórico de actitudes y prácticas discriminatorias individuales, sociales e institucionales, las cuales obstaculizan el igual disfrute y ejercicio de los derechos ciudadanos.



Para concluir afirmó que el diplomado cuenta con algunos objetivos específicos como el impulso a la eliminación de los roles y estereotipos de género que obstaculizan el desarrollo económico y la participación de las mujeres en los trabajos de construcción de obra pública.

Síguenos y danos like:
   Enviar artículo en formato PDF