Actual, Salud 28 septiembre, 2020

28 de septiembre, día Mundial de la Rabia

por Redacción


En el marco del Día Mundial de la Rabia -28 de septiembre-, la Secretaría de Salud del estado de Querétaro alertó sobre las características de esta enfermedad, así como las acciones llevadas a cabo para mantener al estado y al país libres de rabia humana.



La rabia es una enfermedad zoonótica causada por un virus que infecta a animales domésticos y salvajes, y se propaga a las personas por el contacto estrecho con la saliva infectada, a través de mordeduras o arañazos.



El virus se manifiesta con fiebre, dolor y sensación de hormigueo en la herida. Puede adoptar dos formas, rabia furiosa o rabia paralítica; la primera, incluye hiperactividad, exaltación e hidrofobia o miedo al agua y la muerte ocurre a los pocos días por paro cardiorrespiratorio.



En la rabia paralítica, los músculos se paralizan gradualmente, las personas que la padecen entran en coma y fallecen.



Ante la exposición o agresión de un animal sospechoso con rabia es importante lavar la herida con jabón y abundante agua durante 15 minutos; desinfectar la herida con agua oxigenada, alcohol o yodo, y acudir inmediatamente a la unidad de salud más cercana para valoración y atención.



En el estado de Querétaro, a través del Programa de Zoonosis, se realiza capacitación continua al personal de los distritos sanitarios, centros de salud y hospitales, con el fin de actualizar la información sobre el protocolo de atención, en caso de tener un paciente agredido por un animal sospechoso de rabia.



En 2019 se aplicaron 290 mil dosis de vacuna antirrábica canina y felina en los centros de salud del estado.



En México la lucha constante para mantener al país libre de esta enfermedad, lo ha hecho único acreedor del reconocimiento por parte de la OMS (Organización Mundial de la Salud), como “País Libre de Rabia Humana transmitida por perro y/o gato”.



La protección de los animales de compañía es responsabilidad de sus dueños; vacúnalos contra la rabia.



A partir del primer mes de edad, los perros y gatos deben ser vacunados, a los tres meses se debe acudir por la revacunación, y posteriormente cada año.

Síguenos y danos like:
   Enviar artículo en formato PDF