Actual, Cine, Editorial 07/10/2019

Guasón – Por Juan Pablo Lagunes @juampslag

por Redacción

“Lo peor de tener una enfermedad mental, es que la gente espera que actúes como si no la tuvieras.” Es una de las frases que hilan el argumento de Guasón.Estamos ante una de las películas más esperadas del año y seguramente, una de las que más dará de qué hablar en los meses venideros… La historia del Príncipe Payaso del Crimen. Damas y caballeros, platiquemos de Guasón.

Esta vez no añadiré sinopsis porque, honestamente, todos sabemos a lo que vamos y también porque mientras menos sepas de la trama, mejor. 

Joker es una película que desde que se anunció a principios del año pasado, estuvo rodeada de polémica. Con Todd Phillips encargado de la dirección (conocido por la trilogía de ¿Qué pasó ayer?) y con Martin Scorsese en la producción (que terminó abandonando), la gente se interesaba más y más. La bomba llegó con el anuncio de Joaquin Phoenix como el encargado de explorar el origen del némesis del Hombre Murciélago. Considerando todos estos factores, analicemos el potencial de la película en ese entonces: un director neófito en el género dramático, un productor consolidado en la industria desde hace medio siglo, un guionista especializado en personajes que están hasta abajo en la cadena alimenticia (Scott Silver fue encargado de escribir 8 Mile y The Fighter), un protagonista como uno de los mejores actores del mundo en la industria, 50 millones de dólares de presupuesto (relativamente bajo) y una apuesta muy, muy arriesgada. ¿Cuál fue el resultado?

Del dinero ni hablemos, explotará la taquilla mundial y recuperará el presupuesto en solamente un día de estrenada en los Estados Unidos; pero a un proyecto así no le importa el verde. Esta película vino a cambiar el género. Phillips estuvo meses persiguiendo a Warner para que le diera la luz verde a este proyecto en donde se explica la historia de uno de los villanos más influyentes en la historia del cine pero sin (casi) ninguna conexión al personaje núcleo y lo siguiente se debe decir: el resultado es brutal.

Lo primero que se debe saber al ver Guasón es que ES UNA PELÍCULA PARA ADULTOS. Y no es por la violencia, ya que hay únicamente 3 o 4 escenas realmente violentas; pero la razón de su clasificación R son los temas manejados por el filme. Un chico de 13 años no aguanta una película en donde se trata de manera tan profunda las enfermedades mentales, lo paupérrimo que puede llegar a ser vivir en una sociedad pendiente de un hilo y los abusos infantiles (sin spoilers). Y honestamente, Joker no hubiera funcionado si no se hubiera narrado de esta forma. Esto es por el gran desarrollo de la historia que plantean Phillips y Silver, en donde nos presentan auna Gotham sucia y necesitada de un pequeño empujón para lograr el descontrol total; además de construir un personaje principal redondo, al que le entiendas las razones que lo llevan a volverse en el símbolo de una revolución social. También la construcción de personajes secundarios que apoyen y justifiquen el viaje del principal de manera natural, orgánica y fluida. El guion es un gran acierto de la película.

Mencionaba anteriormente que Todd Phillips era más conocido por sus películas comédicas, así que generaba mucho morbo ver el resultado que iba a generar su salto al género dramático; específicamente, al estudio de personaje tan complejo que requería una película con estas características. Palmas merecidísimas para el trabajo que hace Phillips en su dirección. Su habilidad es tal que con sus indicacionesse hace posible que la audiencia se sienta sumamente incómoda y empática con la enfermedad mental que posee Arthur; además de hacernos oler las calles asquerosas de Gotham y nuestra incapacidad de predecir hasta dónde pueden llegar las percepciones de la realidad de Fleck. La dirección de Phillips es capaz de hacernos sentir dentro de la historia, de hacernos empatizar con sus personajes y de ignorar que hizo películas sumamente irreverentes.

Se está hablando mucho en redes sociales sobre la paleta de colores; y con gran justificación. Lawrence Sher está demente. Guasón es un deleite visual gracias al lente del fotógrafo que también trabajó en The Hangover y más recientemente en Godzilla: El rey de los monstruos. La nominación al Oscar de este señor está asegurada, al encargarse a la perfección de mostrarnos con colores lo miserable que llega a ser la vida de Arthur Fleck o las terribles condiciones en las que se encuentra Gotham. Gracias a un lenguaje visual sabemos cuando nuestro protagonista está en lo más bajo y en lo más alto. Fíjense bien en las escenas que involucran escaleras. Es todo lo que puedo decir. 

Llegó el momento de hablar del corazón y el soporte de esta película. Joaquin Phoenix, eres una maldita bestia. Voy a inmortalizar aquí que si Joaquin Phoenix no gana el Oscar por esta película No sé qué voy a hacer, pero me voy a volver loco. Me atrevo a decir que sin el también protagonista de Her, esta película no hubiera funcionado. Para Phillips era sumamente importante contar con el talento del boricua para cargar con esta película, porque su actuación de método es tal que logras justificarle al personaje las decisiones tan drásticas que llega a tomar. El actor perdió 20 kilos para ponerse en la piel de Arthur Fleck y estudió varias enfermedades y trastornos mentales para hacerle justicia a uno de los personajes más difíciles de interpretar en la gran pantalla. Todos recordamos a Heath Ledger en TheDark Knight o a Jack Nicholson en Batman, pero por otro lado, recordemos la porquería que nos dio Jared Leto en Suicide Squad. El Guasón no es una tarea sencilla, y aún así, mucha gente considera a Phoenix como el mejor Joker hasta la fecha (a mi parecer, el rey sigue siendo Ledger por varias razones, pero ese es otro tema). 

Guasón no es una película perfecta, estoy en desacuerdo con varios aspectos de ella que es mejor platicar con spoilers, pero sin duda, esta cinta cambiará el género de las películas de cómics. Es la representación más seria que se ha hecho de un personaje sacado de las viñetas de superhéroes (con permiso de Logan) y quizá abrirá la puerta a que se exploren historias individuales de distintos personajes al estilo de esta película. Joker representa los mejores trabajos de Joaquin Phoenix y de Todd Phillips y no es nada arriesgado anticipar que será una de las películas protagonistas en la próxima temporada de premios; me atrevo a decir que se llevará varios gordos. Es una película que vale la pena ver, digerir y después discutir, ya que pasarán los años y seguirá siendo un filme importante del que seguirá valiendo la pena hablar.

Síguenos y danos like:

   Enviar artículo en formato PDF   
Haz un comentario